Suspiros Olvidados

con No hay comentarios

Mamá habla

Carla Alvarado

CARACAS

Creo que hablo por todas las que alguna vez hemos intentado hacer una receta, ya sea de un pastel o unas simples galletas, que sentimos el acoso de los pequeños y no tan pequeños de la casa, demandando: quiero la paleta, yo me quedo el envase… en fin, están al acecho de los restos de mezcla o crema que puedan quedar de nuestra preparación.

Yo en lo particular, no dejo que toquen nada hasta terminar por completo, porque muchas veces, ese poquito puede faltarnos en último momento. Pero también me ha pasado, que hago las recetas tan justas que queda muy poco para saciar el antojo de todos.

Así que al momento de realizar postres que llevan merengue, hago un poco más de mezcla y el resto lo convierto en suspiros, ya que son crujientes y suaves a la vez, muy fáciles de armar, llevan poco tiempo en hornearse y rinden muchísimo. También, si los hacemos de colores, nos pueden servir como un elemento extra para la decoración.


Pero si no te queda mezcla suficiente luego de hacer tu postre o simplemente quieres realizar una preparación en donde los pequeños puedan colaborar, te compartiremos una receta súper fácil para hacer unos que todos adorarán.


Seguir admin:

Últimas publicaciones de

Deja un comentario